Nos vamos de la Casa de las Flores

Han sido dos años emocionantes e íntimos. Nuestro paso por la preciosa Casa de las Flores, la casa que Alberti recomendó a Neruda cuando este pasó por Madrid. La casa que nos acogió y alegró las mañanas y que nos protegió del madrileño ruido. La casa donde ahora se quedan nuestros amigos. Nos vamos a otra oficina, a compartir el espacio no ya con psicólogos y abogados, sino con otros reumatólogos, fisioterapéutas y lo que se preste, al proyecto ilusionante de Pepe de la Mata en el Instituto de Salud Osteoarticular.

No estaremos lejos, en la zona de Guzmán el Bueno. Y siempre nos quedará el recuerdo de las risas y mesas compartidas. Gracias, Javier, por abrirnos la puerta de tu casa y confiar el lugar donde gestaste tu proyecto de arquitectura, ahora un fantasma, a esta troup de locas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s